Model Buurtzorg Accent Social Barcelona 3
El modelo Buurtzorg: Accent Social intercambia experiencias con la entidad holandesa que ha revolucionado la asistencia domiciliaria en los últimos 10 años
8 octubre, 2019
Cine fòrum rols gènere SAD Segrià
Cine fórum: roles de género en el SAD Segrià y Centro de Día Santa Clara
25 noviembre, 2019
Mostrar todo

La infancia y el servicio de atención domiciliaria, una herramienta de cambio

Infància i servei atenció domiciliària

Hoy, Día Universal de los Derechos del Niño, desde Accent Social queremos destacar la importancia del SAD para con la atención a la infancia.

Destacamos que el interés superior de los niñas, niñas o adolescentes es el principio básico y que la intervención de un equipo especializado de integración social y de trabajo sociales la herramienta que utilizamos como medio de atención personal, de prevención y de protección.

Dirigimos el proceso de intervención en el domicilio a mejorar la calidad de vida del menor con la colaboración de sus familias o tutores.

En relación a la intervención directa en el domicilio, apostamos por la inclusión del perfil del Integrador/a Social en la atención domiciliaria, para garantizar actuaciones de éxito.
 

INTEGRADORES SOCIALES EN EL SERVICIO DE ATENCIÓN DOMICILIARIA A MENORES

Mónica Centelles, Integradora Social de Accent Social, nos destaca que su función en el SAD consiste en motivar cambios y potenciar las capacidades educativas y de aprendizaje de la familia en la adquisición de los roles y las capacidades parentales, así como el hecho de trabajar para disminuir las carencias del ámbito familiar y fortalecer los vínculos entre los miembros de la familia.

Mónica pone en valor la importancia de potenciar la comunicación entre los miembros de la familia, de realizar un refuerzo educativo al niño, de observar las dinámicas familiares, y de fomentar la conciencia sobre los asuntos problemáticos para estimular el cambio, entre otros.

Además, añade: “Mi intervención se centra en analizar cada situación para detectar las necesidades y poder planificar los objetivos específicos y el plan de trabajo, haciendo énfasis en los aspectos positivos del menor. Principalmente, hay que ser observar muy atentamente las dinámicas establecidas en el domicilio, para evitar la distorsión que pueden trasladar los miembros de la familia respecto a la situación real. Desde mi punto de vista, la intervención educativa desde el contexto familiar es tan importante porque permite generar un cambio desde la cotidianidad “.

Integradora Social SAD Segrià

 


COORDINACIÓN TÉCNICA EN EL PROCESO DE INTERVENCIÓN DOMICILIARIA CON MENORES

Como decíamos, la intervención se articula por medio de un equipo especializado. La actuación del profesional de Integración Social está ligada a la labor de apoyo y seguimiento por parte de la Coordinación del SAD.

La Coordinadora Técnica de Accent Social, Cristina Teixidó, como trabajadora social, vela por la adecuada ejecución del plan de intervención y de los objetivos planteados. Desde su experiencia nos comenta: “Elaboramos un plan estratégico a partir de los objetivos que trabajaremos en relación a los roles parentales y, por otro lado, los que trabajaremos con los menores. Este trabajo y propuesta de intervención se elabora en coordinación con los profesionales referentes del caso y, en el momento de iniciar la actuación en el domicilio, se comparte con la familia para que tengan el conocimiento necesario del trabajo que se iniciará con ellos, al tiempo que participan de su proceso. ”

Cristina nos continúa explicando que “después, iniciado el servicio, analizamos las situaciones diarias que generan distorsiones y elaboramos estrategias para abordar posibles soluciones. Trabajamos la percepción de las situaciones críticas con las familias para poder modificar desde de la conciencia de la necesidad de cambio. Si es necesario, elaboramos materiales, por ejemplo, para trabajar en la adquisición de hábitos del niño, fomentar el autocuidado y mejorar la autonomía, o nos ayudamos de calendarios de rutinas diarias o pictogramas, según su grado de madurez y la edad del menor.”

 


Para finalizar queremos acentuar que esta metodología conjunta de trabajo nos ha permitido trabajar con 8 familias en la zona del Segrià y en un período de seis meses 2 familias han sido dadas de alta del servicio por la consecución de los objetivos.

Así, ponemos en valor la herramienta de la atención domiciliaria, que nos ofrece como beneficio el permitir que las situaciones familiares que afectan a la infancia se puedan reconducir, mediante la intervención socioeducativa en el contexto familiar y social.
 

El servicio de atención domiciliaria permite reconducir situaciones familiares que afectan a la infancia.