Estimulació sensorial per a la gent gran amb Inmurelax
La estimulación sensorial, a través de la música y la tecnología en casos de deterioro cognitivo
2 julio, 2021
Mostrar todo

Día Mundial de la Fotografía: el uso de las imágenes para estimular recuerdos

Dia fotografia teràpia de reminiscència i records a persones grans

La fotografía ha experimentado grandes cambios en los últimos años. Desde el papel hasta su digitalización, ha pasado de retratar los acontecimientos más importantes de la vida de las personas a guardar en un bolsillo cada segundo de la vida cotidiana, a través de los teléfonos móviles.

La fotografía, sin embargo, tiene una gran finalidad: la de ayudar a recordar. Por este motivo, los Servicios de Atención Domiciliaria de titularidad pública gestionados por Accent Social, usamos las fotografías como herramientas de estimulación cognitiva para las personas usuarias, basándonos en la terapia de reminiscencia.

Joan Puig tiene 84 años y es usuario del SAD de Barberá del Vallés. Joan siempre ha tenido un gusto especial por la fotografía y ha inmortalizado cada uno de sus viajes, así como los encuentros familiares. Ahora explica que utiliza estas imágenes para poder revivir cada momento.

“A veces tengo el ligero recuerdo de haber hecho un viaje, pero no puedo recordarlo con exactitud. En estos casos, la trabajadora familiar me ayuda a buscar las fotografías y, cuando las miro, puedo recordarlo todo”.


En el caso de las personas mayores, la fotografía les ayuda a unir remembranzas aisladas y a reconstruir historias que creían olvidadas. Joan asegura que las fotografías también le permiten ubicar los recuerdos en el tiempo y cuando tiene dudas, dice, busca las fechas en su cámara digital.

Mirar fotografías no sólo favorece la expresión de vivencias, sino que también fomenta la capacidad de autoreconocimiento de las personas. Observar cómo ha cambiado su imagen a lo largo de los años refuerza la identidad personal de las usuarias y usuarios.

Partir de un punto exacto para recordar toda una vida es sólo una de las muchas funciones sociales de los retratos. En definitiva, son pequeños testimonios de realidad que continuaremos utilizando los Servicios de Atención Domiciliaria que gestionamos, con el objetivo de favorecer el bienestar de las personas.

 

 

Las técnicas de reminiscencia, como es la observación de las fotografías familiares, ayudan a las personas mayores a recuperar recuerdos y afianzar su identidad, en base a los momentos vividos.