Hortiteràpia per la gent gran al centre de dia La Pobla de Mafumet
Hortiterapia en el Centro de Día de La Pobla de Mafumet
10 julio, 2022
Mostrar todo

Atención Integral Centrada en la Persona (AICP), un modelo clave para favorecer la salud mental de las personas mayores

Atenció Integral Centrada en la Persona a Accent Social

En Accent Social aplicamos el modelo de Atención Integral y Centrada en la Persona (AICP) en nuestros servicios. Esta metodología juega un papel clave en la prevención y detección de posibles casos de desgaste emocional, depresión o ansiedad.

 

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), actualmente, la depresión afecta al 7% de la población de personas mayores. Asimismo, los trastornos de ansiedad afectan alrededor del 3,8%.

Existen distintos factores sociales, psíquicos y biológicos que determinan la salud mental de las personas y que van modificándose a lo largo de la vida. Del mismo modo, a medida que la edad avanza, situaciones como la falta de independencia, la experimentación de dolor crónico, la pérdida de seres queridos o la soledad, entre otras, pueden ocasionar trastornos emocionales.

A todo ello se suma que, frecuentemente, la depresión resulta difícil de diagnosticar ya que, en personas de edad avanzada, es habitual que los síntomas puedan confundirse, debido a las coincidencias existentes con algunos problemas asociados a la edad.

En Accent Social aplicamos el modelo de Atención Integral y Centrada en la Persona (AICP) en nuestros servicios. Esta metodología promueve una atención personalizada, basada en el respeto y la dignidad de las personas, interesándose por sus preferencias y contando con la participación activa, tanto de las personas que son atendidas, como de su entorno familiar más cercano.

 

El acompañamiento diario a personas mayores juega un papel clave en la prevención y detección de posibles casos de desgaste emocional, depresión o ansiedad, ya que permite derivarlos a tiempo a los profesionales de la salud, en caso de ser necesario.

 


LA IMPORTANCIA DEL MODELO AICP EN LOS SERVICIOS DE ATENCIÓN DOMICILIARIA

En el caso de los Servicios de Atención Domiciliaria (SADs), el modelo AICP permite atender las necesidades de las diferentes esferas personales de los usuarios y usuarias como, por ejemplo, las sociales, físicas o emocionales, entre otras. En este sentido, ofrecer una atención individualizada permite conocer a la persona en profundidad y detectar posibles cambios en su estado anímico.

Para ello, Susana Zafra, psicóloga de Accent Social, imparte formaciones a los trabajadores y trabajadoras familiares, con el objetivo de seguir mejorando las capacidades de asistencia y cuidado a personas mayores, así como ofrecer mayor diversidad de fórmulas para reforzar su autoestima y autonomía.

“Damos herramientas al equipo de profesionales para aprender a detectar, prevenir y actuar ante posibles situaciones de soledad que pudieran derivar en trastornos emocionales. En estas formaciones, trabajamos las técnicas de gestión emocional y empatía para poder llevar a cabo un mejor acompañamiento”.

Establecer una relación profesional de confianza mediante la escucha activa, el apoyo emocional y la potenciación de la participación activa de las personas usuarias en las tareas diarias, fomenta su bienestar y ayuda a prevenir la desidia y el malestar emocional.

 


BENEFICIOS DEL EJERCICIO FÍSICO Y LA ALIMENTACIÓN SALUDABLE

El modelo de AICP también se implementa en las viviendas con servicios, residencias y centros de día que gestionamos en Accent Social. Es el caso de los Centros de Día de Montcada i Reixac y de Sabadell, donde promover la independencia y la autonomía de las personas, potenciando sus intereses y aficiones a través de actividades, constituye el reto diario de sus equipos de profesionales.

Tal y como apunta Lluïsa Domingo, directora de ambos centros:

“Uno de nuestros objetivos es tratar de fomentar la motivación de las personas usuarias. A menudo, nos encontramos casos de personas que, debido a su historia de vida, no han podido dedicar el tiempo necesario a preguntarse qué les hace feliz. Por ello, dirigimos todas nuestras actividades a averiguar cuáles son sus gustos y aficiones, qué les gusta hacer y qué les proporciona bienestar”.

El ejercicio físico y la alimentación saludable también resultan claves en el mantenimiento de una buena salud mental en personas mayores. Por un lado, el ejercicio físico permite liberar endorfinas que nos hacen sentir bien y reducen el estrés, mejorando el estado anímico. Del mismo modo, una alimentación rica en vitaminas y antioxidantes contribuye a fomentar la sensación de bienestar.

Por otra parte, cabe recordar que no ingerir las cantidades suficientes de alimentos puede derivar en ansiedad e irritación ocasionadas por la sensación de hambre. Por todo ello, en todos los centros y equipamientos gestionados por Accent Social, diseñamos planes nutricionales y planeamos rutinas de actividades y ejercicios adaptadas a las necesidades y gustos de cada persona usuaria.

 

Que las personas a las que acompañamos logren disfrutar de su día a día y consigan motivarse a través de las actividades diarias, supone un desafío que desde Accent Social queremos seguir asumiendo, con espíritu de mejora continua, en todos los servicios que prestamos.