Unitat de suport als professionals d'atenció a les persones
Damos apoyo a las personas durante la situación de emergencia social
30 mayo, 2020
Equipament Integral Meridiana, bona gestió sanitària
Equipamiento Integral Meridiana, un ejemplo más de buena gestión durante la crisis sanitaria
8 julio, 2020

El día 15 de junio es el día mundial de la Toma de conciencia del abuso y el maltrato hacia las personas mayores, y en Accent Social no olvidamos esta fecha.

Esta efemérides es una de las fechas más significativas de nuestro proyecto. La lucha contra el edadismo y el maltrato, así como la defensa del respeto, la dignidad y los derechos
inherentes a cualquier ser humano, han formado parte de nuestra razón de ser desde el inicio.

Todos estos valores nos guían en nuestra manera de hacer y se reflejan en cómo acompañamos a las personas en nuestros servicios, en cómo apoyamos a su en torno cuidador, sin olvidar la importancia de hacer llegar a la sociedad este mensaje, haciendo visibles las causas de este maltrato y transmitiendo que el edadismo es la tercera causa de discriminación en el mundo.

Se trata de un compromiso que no ha sido adquirido, sino que responde a nuestros valores, así como a la manera de ver la atención a las personas y las relaciones humanas.

Por ello, trabajamos en esta linea, durante los últimos meses hemos hecho un camino de alianzas,colaboraciones y un firme trabajo por tal de que el maltrato a las personas mayores sea, todavía más , si es posible, una de las puntas de la lanza de nuestro proyecto, con el buen trato y las buenas prácticas como premisas de nuestra practica diaria.

De manera repentina, sin embargo, este año nos ha sorprendido una pandemia de magnitud inesperada que nos ha hecho repensarnos los equipos y los servicios, pero sobretodo, se ha reforzado la necesidad de
poner en valor la atención a las personas que viven en situación de vulnerabilidad.

Ahora mas que nunca nuestros equipos de profesionales han puesto en practica la proximidad, la empatía y la cura. Por otro lado también hemos vivido una realidad de la que ya veníamos hablando; la vulneración de los derechos de las personas mayores, el edadismo, la infantilización, la soledad y la manera en la que la sociedad entendemos y tratamos el envejecimiento.

Podemos decir que la pandemia ha puesto en el centro a las personas mas vulnerables y, en especial las personas mayores, provocando un impacto a nivel fisco, emocional y social que habrá que abordar con
modelos innovadores, integrados y centrados en la persona en las curas de larga duración (CLD).

El edadismo, durante este periodo, se ha reflejado en muchos momento en la dificultad de vernos como futuras personas mayores,por eso tan humano de que“grandes, son siempre las otras personas”. Y de esta reflexión a las conductas de edadismo solo hay una linea muy fina.

Todos creemos que no somos ni seremos grandes y esto hace difícil empatizar y establecer relaciones de igual a igual. Esto, en ocasiones, nos lleva como sociedad, a la practica de atenciones paternalistas, asistencialistas e hiperprotectores en las que olvidamos preguntar a las personas mayores que quieren y como se sienten.

Debemos entonces, trabajar en la atención centrada en la persona y desde el respeto por su dignidad, por tal de apoderar y acompañar a las personas grandes,una tarea que nuestros equipos saben, conocen y en la que se convierten en facilitadores y no en prescriptores de servicios.

En el transcurso de la pandemia se han hecho mas evidentes las situaciones de soledad que muchas personas mayores viven en sus domicilios. El confinamiento ha servido también para hacer un ejercicio de introspección y sentir que supone estar solo , a veces sin poder acceder a tu entorno mas cercano.

Ahora es el momento, de fomentar que las personas puedan tener relaciones con su comunidad, facilitar que salgan de situaciones de aislamiento y de poder detectar situaciones de riesgo social que,en algunos casos pasen desapercibidas.

Servicios como la Atención Domiciliaria son claves por tal de detectar estas situaciones y ofrecer recursos que apoderen las personas a expresar las dificultades que tienen para volver a vincularse con la sociedad y promover ciudadanos de pleno derecho.

En Accent Social velamos y velaremos porque la atención a las personas mayores, el lenguaje que utilizamos, el respeto y sobretodo nuestra manera de hacer siempre ponga los derechos de las personas en primer plano.

Es mas, no se trata de los derechos de las personas mayores. En definitiva son y serán nuestros derechos. Sus derechos, Nuestros derechos.

Por una sociedad mas justa, respetuosa y que no vulnere ningún derecho en especial de los mas mayores.